1ra Semana: Frustraciones y soluciones


Las primeras 50 / Monday, March 26th, 2018

Peso perdido en 1 semana: 7 libras.
Peso original: 385
Peso actual: 378
Plan nutricional: 2,400 calorías

¡Vamos por buen camino! Esta primera semana no fue tan mala como me la imaginé. Aunque debo confesar que mi cuerpo sabe que estoy haciendo algo distinto. El segundo día (martes) me quedaba dormida sin querer. Fue algo así como un “shock” de buena nutrición que recibi. Imagínense, tantos años comiendo mal y de momento comienzo a nutrir mi cuerpo. Es como si mi cuerpo dijera: Mija, ¡¿qué es esto?! Cógelo con calma, tengo que dormir. Jaja

(Mi vídeo publicado en redes. Frustrada full. La odisea de las frutas frescas.)

La odisea de las frutas frescas
Si antes del huracán María era difícil comprar frutas a buen precio en Puerto Rico, después de María es una misión casi imposible. O están escasas y caras, o no hay las que te gustan. Así que, como también al igual que ustedes busco estirar el peso, comí guineo toda la semana. Por algo somos primos de los primates. jaja Les hice compañía a mis primos lejanos King Kong y Cheetah. Ellos saben muy bien lo suyo, y es adorar los guineos. Yo los amo también, porque son sensibles a mi bolsillo. También son deliciosos y mi plan los aprueba.

Luego, llegó el fin de semana y los supermercados pusieron en venta las frutas, ¿y qué ustedes creen que hice yo? Envié a mi amado esposo con la lista de frutas a comprar al súper. Lo único lamentable es que ahora tengo que esperar a que maduren porque están todas verdes aún. Si no es Juan, es Pedro. Pero al menos las conseguí. Mientras maduran adivinen qué voy a comer. ¡Guineo! ¡Dito sea Dioj’! Mami decía: “A falta de pan, galletas”. Seguimos.

Productos bajos en grasa, pero no en precio
Como parte de mi plan también esta el consumir productos como: “cottage cheese”, queso crema, “sour cream”, mantequilla, mayonesa, entre otros, bajos en grasa y sin azúcar como la mermelada. Al igual que las frutas, el precio de estos productos es elevado. No apto para el bolsillo común. Para este momento, si usted no tiene la voluntad para lograr su meta, tal vez ya se hubiese dado por vencido y hubiese renunciado. Pero yo no.

Consulté mi frustración, tanto de las frutas como de los productos bajos en grasa y sin azúcar, con mi nutricionista, la Lcda. Carla De La Torre.

Me ofreció dos soluciones:
1. Consumir frutas congeladas. Son más económicas.
2. Comprar los productos lácteos y la mermelada, que deben ser bajos en grasa y sin azúcar para el plan, en su versión regular. Solo tengo que ajustar la porción. En vez de consumirr lo que indica el plan original, debo reducir esas porciones a la mitad. Listo.¡Problema resuelto! Si están disponibles y mi bolsillo lo permite, los compro, y si no, opto por la versión que se ajuste a mis circunstancias en ese momento. No hay excusas.

Por otro lado, les confieso que no me gustan las frutas congeladas. No saben a nada. Pero, conversando con Chef Rosa García de Criolite le compartí que no me gustan las frutas congeladas y como chef especialista en comidas saludables, me dio varias ideas.

Entre ellas consumir las frutas congeladas en batidos en la merienda. Mis meriendas incluyen 1 lácteo y 1 fruta. Así que la idea de un batido en las meriendas me pareció fenomenal. Puedo convertir algo que no me gusta en algo delicioso. Chef Rosa me compartirá algunas recetas que luego se las compartiré a ustedes.

El retraso de los ejercicios (rolling eyes)
Otro de los retos de esta semana fue comenzar a hacer ejercicios. En este peso el caminar se me dificulta, ni hablar del dolor que sufro en las piernas. Así que, no sabía como comenzar, cuando a penas puedo caminar. Decidí esperar unos días. Mi esposo me animó y fue conmigo el sábado al gimnasio de donde vivo.

Para entonces ya tenía algunas libras menos y me sentía más cómoda para moverme. Hice 10 minutos en bicicleta y caminé 10 minutos en la trotadora. ¡Nada mal para empezar! También fui el domingo e hice el mismo tiempo. Espero hacer este tiempo toda la semana. Y cada semana aumentar 5 minutos.

Les comparto un día en mi plan nutricional:

Desayuno 6:00am

Sandwich que incluye:

1 cdta mayonesa
2 rebanadas de pan integral
1 oz jamón x 2 (2 lazcas de jamón pavo)

En un vaso pequeño:

1 guineo (en pedazos)
4 oz cottage cheese
6 almendras

Merienda AM 9:30am
1 oz de almendras

Almuerzo 12:30pm
Quinoa con Habichuelas guisadas (Criolite)

Segundo Almuerzo 3:30pm
Burrito de carne (Criolite)

Cena 6:30pm
Caderitas a la jardinera y arroz verde (Criolite)

Quinoa con habichuelas guisadas de Criolite

(Foto: Quinoa con habichuelas guisadas de Criolite. Añadí vegetales.)

comidas criolite en congelador

¡Ya estoy ready para esta semana!

9 Replies to “1ra Semana: Frustraciones y soluciones”

  1. Tienes toda la razon. No es facil comenzar a nutrir el cuerpo y mas cuando NO me gustan los vegetales.

    Las recetas se ven interesantes.

  2. Sqludos,no entiendo al igual que Nelly, por qué tantas cosas con calorias, azucar y grasas saturadas. No ingiero casi nada de eso; mayo, quesos, mantequilla regular, guineos maduros (demasiada azúcar) y mermeladas (no alimentan). Te recomiendo las frutas congeladas en frape.

    1. Hola Thayra, consumo versiones regulares en porciones controladas según el plan. Es un mito que no puedes consumir versiones regulares. La clave está en la porción. La mermelada que uso es sin azúcar. También consumo frutas congeladas en batidos. Recuerda que este es mi plan. Está adaptado a mis gustos. No necesariamente sería tu caso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *