8va semana: Semana de madre a los 40+


Las primeras 50 / Wednesday, May 16th, 2018

Peso perdido esta semana: 1 libra. Total perdido: 30 libras
Peso original: 385
Peso actual: 355
Plan nutricional: 2,400 calorías

Sí, si te fijaste salté de la semana 6 a la semana 8 en la entrada de mi blog. Les confieso que la semana pasada fue llena de mucho trabajo y no tuve mucho tiempo para sentarme a escribir. A eso se le añadió la llegada de la menstruación. No sé para ustedes las chicas que me leen que están como yo en los 40+, pero para mí son los peores días del mes. Mis síntomas pre-menstruales comienzan desde una semana antes. O sea, estoy casi 2 semanas con ese julepe. ¿Te pasa lo mismo? Grrr!

No soy nada simpática durante esos días. De hecho, puedo llegar a ser despreciable que ni yo me soporto. jaja Con eso se los digo todo. Mi progreso con el plan nutricional ha sido lento durante estas semanas. Cumplo con la parte nutricional, ahí no tengo problemas.  Sé que tiene mucho que ver con que no he retomado los ejercicios. Y bendito, la Licenciada Carla me ha dado tantas alternativas para dividir el tiempo, y ni con eso, Crij’to amado. *facepalm* ¡Pero no pierdan la fe en mí! Voy a comenzar a hacerlos. Les prometo que hago clic en cualquier momento.

En esos días, como habrán notado, no bajé practicamente nada. Además de que durante esos días del mes realmente podemos subir de peso entre 3-5 libras en promedio. Es normal. Gracias a Dios me quedé igual. Pero de algo sí me he fijado ahora que estoy bajando de peso y es que mi cuerpo ha ido cambiando. Y no me refiero solo a las pulgadas, sino a su funcionamiento. Por lo que, se ha convertido en una etapa de conocer mi cuerpo nuevamente. Estoy aprendiendo a escucharlo y redescubrirlo.

Quesadilla de Habichuelas -Criolite
Quesadilla de Habichuelas –Criolite

Ya por fin el dolor horrible que sufría de lo talones prácticamente se ha ido por completo. Aún sufro de dolor en las piernas, pero la intensidad del dolor es sin duda menor que antes. Y si comienzo los ejercicios se va aliviar más rápido. La complicada soy yo. De eso estoy clara. A pesar de todo, lo que he bajado me ha permitido caminar mejor y de forma más ágil. Ya no veo con frustración las largas caminatas cuando salgo con mi familia. Me siento mucho mejor y eso no tiene precio.

Además de mi trabajo y la odisea menstrual, la semana pasada fue el preámbulo al Día de las Madres. Para mí siempre son días melancólicos y de mucha nostalgia. Celebrar ese día para mí no tiene mucho sentido para serles honesta.

Perdí a mi mamá el miércoles, 23 de abril de 2007. A sólo cuatro meses de haber dado a luz a mi hija mayor Sophia. Así que, se podrán imaginar que emocionalmente fue una semana intensa sumado al torbellino hormonal que se hace más intenso cuando pasas de los 40. Y este año, para colmo, cayó cerca del Día de las Madres. La mejor versión de mí estaba fuera de servicio.

Mami sufrió de diabetes, pero fue como resultado de la obesidad. Por muchos años luchó con múltiples condiciones asociadas a la obesidad, por lo que pasaba algunas estadías prolongadas en el hospital. Recuerdo que, con a penas 16 años yo vivía semanas sola guiando su carro al colegio, a la salida iba al hospital a verla un rato, y luego llegaba a casa en la noche para hacer mis tareas, dormir y al otro día ir al colegio y repetir lo mismo durante toda su estadía.

Ropa Vieja - Criolite
Ropa Vieja – Criolite

Mi tiempo libre a esa edad era mantener la casa limpia, hacer las compras, cocinar, lavar su ropa y la mía, y hacerme cargo del pago de facturas mientras ella estaba en el hospital. Así, sucesivamente hasta que en el 2007, su condición se complicó con apnea del sueño y falleció. Precisamente, no me gustaría que mis hijos pasaran por esa situación y quiero estar ahí para disfrutarme cada momento con ellos. Sobretodo, que ellos tengan una vida lo más normal posible donde puedan disfrutar cada etapa de sus vidas.

Esta experiencia, sumada a otras, me hicieron madurar muy rápido. Cuando llegamos a los 40+ las prioridades cambian. Mi prioridad ahora es mi salud, porque sin ella no puedo disfrutar a mis hijos. Ellos han notado la mejoría en mi estado de ánimo que era un huracán de emociones, donde la obesidad solo complica mi salud y mi condición de ADHD. Los que padecemos de ADHD de por sí sufrimos cambios de ánimo sino controlamos los síntomas con algún medicamento o suplemento.

Ahora mis hijos, están comiendo más sano solo con verme realizar cambios. Incluso, mi hijo Sebastián, que era quisquilloso con la comida, poco a poco por sí mismo está decidiendo escoger mejores opciones. Y créame, eso es un logro MAYOR. jaja

Volviendo a mami, les confieso que la extraño tanto, era mi confidente, mi amiga. Extraño hablar por teléfono todos los días con ella. Llamarla cuando tenía un problema o estaba triste. La semana pasada tenía tantas ganas de escucharla, pero me llenó de mucha paz recordar cómo me hablaba en momentos difíciles (que tuvimos MUCHOS). Mami ha sido mi inspiración toda la vida para nunca decir “no puedo”.

Esa es la mamá que quiero ser para mis hijos; un ejemplo. Por eso, quiero estar ahí para ellos. Quiero que me disfruten como yo disfruté a mami. Mi meta es llegar a los 59 años; la edad en que murió. Cuando llegue, será la victoria más grande después de llegar a los 40+.

 

Recogiendo mis comidas en Criolite

4 Replies to “8va semana: Semana de madre a los 40+”

  1. Saludos ivette me encanta saber de ti , no se si recuerdas que trabajamos juntas, ahora me subscribo a tu blog. Un beso

  2. Voy a ti… todas pasamos por esos momentos en el mes… pero ya empezaste esto así que seguimos contigo! Por tu salud y la herencia a tus hijos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *